Asthanga yoga que es

Asthanga yoga que es

Ashtanga yoga patanjali

La definición de yoga es “el control de la mente” [citta vrtti nirodhah] (Jois 2003 10). Los dos primeros pasos para controlar la mente son la perfección de yama y niyama (Jois 2003 10). Sin embargo, “no es posible practicar los miembros y sublimes de yama y niyama cuando el cuerpo y los órganos de los sentidos son débiles y están acosados por obstáculos” (Jois 2002 17). Para que el cuerpo se fortalezca y esté sano, primero hay que practicar asanas a diario (Jois 2003 10). Con el cuerpo y los órganos de los sentidos estabilizados, la mente puede ser estable y controlada (Jois 2002 16). Con el control de la mente, uno es capaz de perseguir y agarrar estos dos primeros miembros (Flynn).

Asthanga yoga que es en línea

El Ashtanga Vinyasa Yoga es un estilo de yoga como ejercicio popularizado por K. Pattabhi Jois durante el siglo XX, a menudo promocionado como una forma moderna del yoga clásico indio[1]. Él afirmó haber aprendido el sistema de su maestro, Tirumalai Krishnamacharya. El estilo es enérgico y sincroniza la respiración con los movimientos. Las posturas individuales (asanas) están unidas por movimientos fluidos (vinyasas)[2].
Jois estableció su Instituto de Investigación de Ashtanga Yoga en 1948[3] El estilo actual de enseñanza se denomina estilo Mysore por la ciudad de la India donde se enseñaba originalmente la práctica[4] El Ashtanga Vinyasa Yoga ha dado lugar a varios estilos derivados de Power Yoga.
Se espera que los estudiantes de Ashtanga Vinyasa Yoga memoricen una secuencia y practiquen en la misma sala que los demás sin ser dirigidos por el profesor. El papel del profesor es guiar, así como proporcionar ajustes o ayudar en las posturas. En otros lugares, las clases dirigidas se imparten dos veces por semana en lugar de las clases de estilo Mysore, y el profesor dirigirá a un grupo a través de la misma serie al mismo tiempo. Las clases dirigidas sólo se introdujeron en los últimos años de K. Pattabhi Jois[5][6].

Ashtanga yoga para principiantes

El aire cálido y húmedo y el sonido de la respiración que fluye impregnan la sala. La gente se mueve, todos a través de diferentes posiciones, siguiendo un patrón familiar y cada uno en sintonía con su propia respiración. Un profesor recorre la sala y, con voz susurrante, habla con los alumnos por separado, les explica, les ayuda. Aparte de eso, no se dice ni una palabra, cada uno practica por su cuenta.
Una leyenda india cuenta que, hace miles de años, algunas personas consiguieron situarse detrás de la apariencia externa de nuestro mundo físico. Estos Rishis, término que se traduce literalmente como “videntes”, experimentaron una verdad eterna y divina. Inspirados por esta nueva perspectiva del mundo que lo cambió todo, buscaron la manera de compartir sus experiencias con otras personas. Sin embargo, la esencia está más allá del intelecto y, por tanto, no puede describirse con palabras. Los Rishis comenzaron a transmitir los ritmos del mundo condensados en cantos a una nueva generación de personas. De este modo, comenzaron a formarse las raíces de la tradición del yoga. Con el tiempo, algunos ritmos y cantos se convirtieron en los textos de los Vedas, pero muchos otros nunca se han puesto por escrito. Se transmitieron exclusivamente de forma oral de generación en generación, al igual que la experiencia mística del yoga. Algunos ritmos y cantos ni siquiera utilizaban el lenguaje, ya que la experiencia real no puede expresarse con palabras. Aquellos que se sumergen en la práctica del Ashtanga Yoga se convierten en parte de esta vívida tradición. La práctica dinámica del Ashtanga Yoga es un canto expresado por el cuerpo y la respiración que refleja el ritmo del mundo. A través de la práctica continua, se transmite la clave de esta experiencia inmediata. A lo largo del tiempo, miles de yoguis han experimentado la sabiduría que hay detrás de esta danza de la respiración con el cuerpo.

Ashtanga yoga vs vinyasa

El Ashtanga Yoga, también llamado Ashtanga Vinyasa Yoga, es un estilo de yoga vigoroso y fluido desarrollado en el siglo XX. Consiste en sincronizar la respiración con posturas progresivas y continuas, lo que produce calor interno y desintoxica el cuerpo. Aumenta la fuerza, la flexibilidad y la resistencia, al tiempo que calma la mente y mejora la salud en general.
El Ashtanga (ash-TAHN-gaa) se basa en seis niveles de secuencias de práctica que aumentan en dificultad. Se denominan Serie Primaria, Serie Secundaria y Series Avanzadas A, B, C y D. En la actualidad, sin embargo, muchos estudios de Ashtanga en Estados Unidos sólo enseñan las Series Primaria y Secundaria, ya que las últimas son apropiadas sólo para estudiantes muy avanzados. Cada serie se compone de un conjunto de posturas que se realizan siempre en el mismo orden. Las secuencias son de ritmo rápido y físicamente exigentes.
La serie primaria, llamada “Yoga Chikitsa” (que significa “terapia de yoga”) incluye 75 posturas y tarda entre una hora y media y dos horas en completarse. Comienza con una secuencia de calentamiento de posturas llamada “Surya Namaskara A y B” (saludo al sol en sánscrito). A continuación, se pasa a las posturas de pie, sentadas, invertidas y de flexión de la espalda. Cada clase termina con la relajación final en “Savasana” (“Postura del cadáver”).