Como curar una muñeca abierta

Como curar una muñeca abierta

Dolor de muñeca: causas

El síndrome del túnel carpiano es una afección común que provoca dolor, entumecimiento y hormigueo en la mano y el brazo. La afección se produce cuando uno de los principales nervios de la mano -el nervio mediano- se aprieta o comprime en su recorrido por la muñeca.
En la mayoría de los pacientes, el síndrome del túnel carpiano empeora con el tiempo, por lo que el diagnóstico y el tratamiento tempranos son importantes. Al principio, los síntomas suelen aliviarse con medidas sencillas como llevar una férula en la muñeca o evitar ciertas actividades.
Sin embargo, si la presión sobre el nervio mediano continúa, puede provocar daños en el nervio y empeorar los síntomas. Para evitar daños permanentes, en algunos pacientes puede recomendarse una intervención quirúrgica para eliminar la presión sobre el nervio mediano.
Reproducido y adaptado de Rodner C, Raissis A, Akelman E: Carpal tunnel syndrome. Orthopaedic Knowledge Online Journal. Rosemont, IL, Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, 2009; 7(5). Consultado en marzo de 2016.
El techo del túnel es una fuerte banda de tejido conectivo llamada ligamento carpiano transversal. Como estos límites son muy rígidos, el túnel carpiano tiene poca capacidad de “estirarse” o aumentar de tamaño.

Muñeca hinchada

Los médicos del NYU Langone suelen recomendar el reposo de la mano o la muñeca lesionada. Pueden indicarle qué actividades debe evitar -como los movimientos repetitivos del pulgar asociados al envío de mensajes de texto, o la torsión y el agarre de una raqueta de tenis- para evitar que los síntomas empeoren. Los traumatólogos pueden sugerir que se inmovilice la mano o la muñeca durante unas semanas o más para aliviar las molestias. Un dispositivo estabilizador, como una férula, puede ayudar a evitar el movimiento de la mano o la muñeca lesionada.Su médico también puede recomendar uno o más de los siguientes tratamientos no quirúrgicos.
El médico puede prescribir reposo, hielo, compresión y elevación (RICE) durante una o dos semanas después del diagnóstico. El reposo de los tendones y músculos afectados reduce la inflamación y da tiempo al cuerpo para curarse. El médico puede recomendar la aplicación de hielo durante 15 minutos tres veces al día durante los tres primeros días después de la lesión; después, el cambio a una almohadilla térmica puede aumentar el flujo sanguíneo a la zona lesionada y acelerar la curación. Elevar la mano mientras se descansa puede reducir la hinchazón, y comprimir la zona afectada con una venda elástica puede dar soporte a la mano mientras se cura.

Tratamiento del dolor de muñeca en casa

En un momento u otro, todo el mundo ha tenido una pequeña lesión en un dedo, una mano o una muñeca que le ha causado dolor o hinchazón. La mayoría de las veces los movimientos de nuestro cuerpo no causan problemas, pero no es de extrañar que los síntomas se desarrollen por el desgaste diario, el uso excesivo o una lesión.
En los niños, la mayoría de las lesiones en los dedos, las manos o las muñecas se producen durante la práctica de deportes o juegos o por caídas accidentales. Cualquier lesión que se produzca en el extremo de un hueso largo cerca de una articulación puede lesionar el cartílago de crecimiento (physis) y debe ser evaluada.
Los adultos mayores tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones y fracturas porque pierden masa muscular y fuerza ósea a medida que envejecen. También tienen más problemas de visión y equilibrio, lo que aumenta su riesgo de sufrir lesiones accidentales.
Una lesión aguda puede producirse por un golpe directo, una lesión penetrante o una caída, o por una torsión, una sacudida, un atasco o una flexión anormal de una extremidad. El dolor puede ser repentino e intenso. Pueden aparecer hematomas e hinchazón poco después de la lesión. Las lesiones agudas incluyen:
El tratamiento de una lesión en el dedo, la mano o la muñeca puede incluir medidas de primeros auxilios; medicamentos; “sujeción” para el apoyo; aplicación de un corsé, una férula o una escayola; fisioterapia y, en algunos casos, cirugía. El tratamiento depende de:

Cómo tratar el dolor de muñeca

Hay 27 huesos pequeños que componen cada mano y muñeca. Ocho de esos huesos están en la muñeca. Cada dedo tiene tres huesos, y el pulgar tiene dos. En la palma de la mano hay cinco huesos que conectan cada dedo y el pulgar con la muñeca.
Los músculos están unidos a los huesos por medio de tendones. Se trata de piezas pequeñas pero muy resistentes de tejido conectivo. Los tendones pasan a través de un pasaje óseo en la muñeca, conocido como túnel carpiano. El nervio mediano también pasa por este túnel.
Siempre que no sufras un dolor intenso y no tengas ningún otro síntoma que sugiera que necesitas atención médica, hay algunas medidas sencillas que puedes tomar para aliviar la mayoría de los casos de dolor de manos y muñecas.
Intente evitar las tareas que le causen dolor o que lo empeoren. Puede tratarse de cualquier cosa que tenga un carácter repetitivo, como utilizar un destornillador, pintar o levantar objetos pesados. Es posible que pueda cambiar la forma de realizar algunas tareas para aliviar la tensión de sus manos y muñecas. Algunas enfermedades que afectan a la mano y la muñeca no mejoran hasta que se dejan de hacer determinadas tareas.