Como estirar los abdominales

Como estirar los abdominales

Press de banca

31 May 2019Estiramientos de abdominales: 4 formas de estirar los abdominales fácilmenteFitnessWorkout¿Has estado entrenando tus abdominales, pero no estás seguro de cómo estirarlos o si es incluso necesario? Los estiramientos de abdominales son absolutamente necesarios mientras te ejercitas, ya que ayudan a construir y estabilizar tus músculos centrales. Son eficaces porque mueven el cuerpo en la dirección opuesta a los típicos ejercicios de abdominales, como los abdominales y las sentadillas. Así que pasemos a aprender cómo estirar los abdominales con 4 estiramientos de abdominales superiores e inferiores. Se trata de estiramientos que son especialmente eficaces como estiramientos de enfriamiento para los abdominales.

Estiramientos del abdomen inferior

Un gran estiramiento para el oblicuo interno es la flexión lateral por encima de la cabeza, que ya hicimos la semana pasada para el oblicuo externo. De pie, levante un brazo por encima de la cabeza mientras se inclina hacia el lado opuesto (del brazo levantado) sin levantar la cadera. Mantén la posición durante 10-15 segundos y repite la operación en el otro lado.
Otro gran estiramiento que recomendamos es la torsión del tronco. Se realiza tumbado en el suelo. Sube las rodillas hacia el pecho de forma que los pies queden apoyados en el suelo. Manteniendo los hombros apoyados en el suelo, gira las rodillas hacia un lado manteniéndolas juntas, levantando las caderas. Mantenga la posición durante 10-15 segundos y luego cambie de lado.

Tablero

Este artículo ha sido redactado por Monica Morris. Monica Morris es una entrenadora personal certificada por el ACE (American Council on Exercise) con sede en el área de la bahía de San Francisco. Con más de 15 años de experiencia en entrenamiento físico, Monica comenzó su propia práctica de entrenamiento físico y obtuvo su certificación ACE en 2017. Sus entrenamientos hacen hincapié en los calentamientos, enfriamientos y técnicas de estiramiento adecuados.
Cuando se trata de rutinas de estiramiento, los músculos abdominales a menudo se pasan por alto. Sin embargo, estirar los abdominales es excelente para la postura y la flexibilidad general. Prueba a hacer estiramientos estáticos, como las posturas de la cobra, el gato y la vaca. También puedes hacer estiramientos dinámicos, como los puentes de glúteos y las flexiones laterales. Si tienes acceso a una pelota de ejercicios, haz extensiones de todo el cuerpo para estirar los abdominales. Para evitar lesiones, calienta antes de estirar, respira mientras lo haces y evita estirar intensamente el mismo grupo muscular dos días seguidos.
Este artículo ha sido redactado por Monica Morris. Monica Morris es una entrenadora personal certificada por el ACE (American Council on Exercise) con sede en el área de la bahía de San Francisco. Con más de 15 años de experiencia en entrenamiento físico, Monica comenzó su propia práctica de entrenamiento físico y obtuvo su certificación ACE en 2017. Sus entrenamientos hacen hincapié en los calentamientos, enfriamientos y técnicas de estiramiento adecuados. Este artículo ha sido visto 105,866 veces.

Cómo estirar los músculos abdominales profundos

Hay un efecto secundario que nadie menciona cuando se trata del resfriado común: los abdominales doloridos. Sí, una tos persistente puede activar todos los músculos abdominales, incluidos los que no utilizas tan a menudo (¡hay algo más que esos abdominales en tu centro!). Y si tienes una tos pertinaz que te atormenta día y noche, olvídate del gimnasio; sentirás el core como si hubieras estado aguantando tablas durante mucho tiempo, sin que hayas puesto un pie en una clase de entrenamiento. Prueba estos siete estiramientos para que tu centro se sienta mejor.
Cómo hacerlos: Túmbate boca abajo en el suelo. Dobla los codos y coloca las manos delante de los hombros. Manteniendo los codos ligeramente flexionados, presiona el cuerpo para separarlo del suelo, levantando desde la parte baja de la espalda hasta los hombros. En la parte superior de la extensión, incline la cabeza hacia atrás y mire hacia el techo. Haga una pausa y suelte el cuerpo hacia el suelo.
Cómo hacerlo: Tumbado boca abajo en el suelo, coloque los codos debajo de los hombros (de modo que esté sobre los antebrazos) y tire del pecho hacia delante al mismo tiempo que hace que los hombros bajen y se junten. Permanece durante cinco respiraciones profundas, centrando la respiración a lo largo de la columna vertebral desde el coxis hasta la coronilla.