Dolor en musculo psoas

Dolor en musculo psoas

Síntomas del dolor del músculo psoas

Cuando tienes el músculo psoas tenso (o corto), puedes experimentar dolor en la parte baja de la espalda o en las caderas, especialmente al levantar las piernas. Esto se debe a que el músculo comprime los discos de la región lumbar de la espalda.
Estirar los músculos y liberar la tensión del psoas es la mejor manera de evitar que esto ocurra. Se necesita tiempo y atención diaria para mantener los músculos del psoas relajados, estirados y fuertes.
Y, aunque la mayoría de las personas con problemas de psoas tienen los músculos del psoas tensos, hay algunas personas cuyos músculos del psoas pueden estar demasiado estirados. En este caso, si estiras el psoas y ya está sobreestirado, causarás más problemas.
Un músculo psoas tenso puede hacer que la pelvis rote hacia delante. Esto, a su vez, puede provocar una rotación interna de la pierna del lado afectado. La pierna opuesta rotará externamente en un esfuerzo por contrarrestar el equilibrio.
Si experimenta dolor en la rodilla o en la parte baja de la espalda sin causa aparente, puede provenir de los músculos del psoas. Cuando el fémur se bloquea en la cavidad de la cadera debido a un músculo psoas tenso, la rotación de la articulación no puede producirse. Esto puede hacer que la rodilla y la parte baja de la espalda se tuerzan.

Estiramiento del músculo psoas

El músculo psoas se une a las vértebras de la columna lumbar y luego cruza el borde exterior de cada pubis (cerca de la pelvis). A continuación, se une al músculo ilíaco en el ligamento inguinal (en la región de la ingle), y finalmente se une al fémur. Los músculos ilíaco y psoas se denominan conjuntamente iliopsoas.
Puedes estar de pie y caminar erguido en parte porque la curva de la parte inferior de la columna vertebral soporta y transfiere el peso sobre ella. El músculo psoas ayuda a crear esta curva, ya que tira de las vértebras lumbares hacia delante y hacia abajo.
El músculo psoas también desempeña otro papel esencial para ayudarte a caminar. Cuando caminas, el cerebro hace que el músculo psoas mueva la pierna trasera hacia delante, iniciando la alternancia entre la pierna delantera y la trasera. Por tanto, cada paso que das con éxito se debe en parte a tu músculo psoas.
Cuando te sientas durante largos periodos de tiempo, el músculo psoas puede estar tenso. Esto, a su vez, puede tirar de la pelvis hacia delante, lo que ejerce presión sobre los discos vertebrales lumbares. Esta presión adicional suele provocar dolor en la parte baja de la espalda.

El músculo psoas y la ansiedad

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El músculo psoas es uno de los más importantes del cuerpo humano. Está situado en lo más profundo del núcleo y está unido a la columna vertebral y a la cadera. Sin el psoas, los movimientos cotidianos, como caminar, no serían posibles, ya que es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas. Además de flexionar la cadera, este músculo central profundo trabaja para estabilizar la columna vertebral y regular la respiración.
El psoas puede tensarse como resultado de un esfuerzo o un uso excesivo, lo que provoca dolor en la parte baja de la espalda y en las piernas. Un músculo psoas tenso suele ser un subproducto de estar demasiado tiempo sentado o de un uso excesivo al caminar o realizar actividades físicas como correr, montar en bicicleta e incluso hacer abdominales.

Problemas digestivos del músculo psoas

El músculo psoas forma parte de un gran grupo de músculos llamados flexores de la cadera. Es el principal conector entre el tronco y los miembros inferiores, ya que se origina en las 12 vértebras torácicas y se inserta en el interior del fémur.
Su acción principal es flexionar desde las caderas y tirar de las piernas hacia el pecho, por ejemplo, al subir escaleras. Estos músculos también se utilizan al hacer senderismo, correr, bailar, caminar, sentarse y hacer abdominales. El iliaco y el psoas mayor forman el iliopsoas, que está rodeado por la fascia ilíaca. En conjunto, desempeñan un papel importante en el movimiento y la estabilización de la pelvis.
La tensión del psoas puede provocar espasmos o dolores lumbares al comprimir los discos lumbares, lo que da lugar a problemas posturales, como la lordosis lumbar. Debido al estrés o a la actividad repetitiva, al estar sentado durante largos periodos de tiempo, la contracción constante del músculo psoas limita la amplitud de movimiento de las articulaciones de la cadera y ejerce presión sobre los flexores de la cadera circundantes, provocando un desequilibrio en la pelvis.