Ejercicios para abrirse de piernas

Ejercicios para abrirse de piernas

3 el roll over con las piernas abiertas en ambos sentidos

¿Quieres volver a hacer los splits (o incluso por primera vez)? ¿Quieres una secuencia eficaz de estiramientos para refrescarte después de correr? ¿O tienes problemas de postura por estar demasiado tiempo sentado? Independientemente de tus objetivos de estiramiento, te tengo cubierto con estos 12 increíbles estiramientos de piernas y muslos.
Primero, repasaré los estiramientos de piernas y luego te mostraré cómo combinarlos en 3 rutinas de estiramiento de piernas diferentes dependiendo de si eres corredor, quieres trabajar tu flexibilidad o te sientas mucho cada día.

Cómo hacer las sentadillas

Las sentadillas son geniales, pero las sentadillas con salto son aún mejores. Trabajan los glúteos, los flexores de la cadera, los cuádriceps, los abdominales, las pantorrillas, los isquiotibiales y la zona lumbar. Además, los saltos son divertidos y seguramente experimentarás esa explosión de endorfinas después del entrenamiento.
Al igual que todas las sentadillas, las sentadillas plié se dirigen a los glúteos, los cuádriceps y los isquiotibiales. La diferencia es que este tipo también trabaja la parte interna de los muslos, para que puedas deshacerte de esa molesta grasa que provoca rozaduras.
Para realizarlo correctamente, mantén los hombros alineados con las caderas. Recuerda vigilar que tu espalda permanezca recta. No olvides involucrar a tus abdominales atrayéndolos hacia dentro. Mientras subes, presiona los talones para activar la parte interna de los muslos.
Vigila que los hombros y las muñecas estén alineados, así como las rodillas y las caderas. Mira al suelo debajo de ti y no arquees la espalda. También es importante no desplazar el peso hacia un lado, repartirlo uniformemente. Inspira cuando toques el suelo con las cuatro patas y espira cuando levantes la pierna.
Este ejercicio no sólo sirve para entrenar los glúteos, las caderas y los muslos, sino que también te ayudará a reducir la tensión en la zona lumbar y a prevenir una lesión al fortalecer los músculos. El ejercicio del bivalvo se utiliza en fisioterapia para aliviar el dolor de espalda. ¡Vamos a probarlo juntos!

Bowflex® stretch | estiramientos de piernas para la flexibilidad

“Es importante tener un equilibrio [en tu entrenamiento] de los patrones de movimiento fundamentales de la parte inferior del cuerpo: impulso vertical (variaciones de sentadillas), impulso horizontal (variaciones dominantes de la rodilla con una sola pierna, como las estocadas laterales), arrastre vertical (variaciones de levantamiento de peso muerto y levantamiento olímpico) y arrastre horizontal (variaciones dominantes de la cadena posterior tumbado sobre la espalda o el estómago, como los puentes de glúteos)”, dice Little. “Estos movimientos garantizan que no haya un dominio excesivo de un grupo muscular, de modo que todo funcione de forma sinérgica y se tenga un equilibrio que reduzca la probabilidad de lesiones”, explica.
Aunque la mayoría de los entrenamientos que se presentan a continuación se centran en la parte inferior del cuerpo, contienen ejercicios accesorios que entrenan la parte superior, media y baja de la espalda para proporcionar una base para que la parte superior del cuerpo pueda soportar más peso en sentadillas, peso muerto y variaciones de levantamiento olímpico. También hay movimientos que entrenan el tronco, lo cual es importante para aumentar la estabilidad del mismo durante los entrenamientos de piernas pesadas. Y hay movimientos que trabajan grupos musculares pequeños, como los trapecios y los antebrazos, que son necesarios para fortalecerse y lanzar más peso.

Cómo hacer:separaciones de la pierna

Por supuesto que llevando una dieta adecuada y haciendo ejercicio regularmente puedes cuidar tu mitad inferior. Pero, ¿te has preguntado por tus isquiotibiales? Sabes qué quieren tus isquiotibiales? ¿Cómo cuidarlos?
En el caso de las mujeres, es más importante cuidar los isquiotibiales, ya que se trata del grupo muscular posterior que se encuentra en la parte trasera de los muslos. El grupo muscular de los isquiotibiales trabaja conjuntamente para ayudarte a separar las caderas, doblar las rodillas e inclinar la pelvis.
El entrenamiento de los isquiotibiales no hará que sus piernas parezcan pesadas o voluminosas. De hecho, le ayudará a que se vean más delgadas y esbeltas. Al fortalecer tus isquiotibiales ayudarás a prevenir las posibilidades de sufrir menos lesiones.
Así que para el fortalecimiento de su músculo isquiotibial, que necesita para hacer un entrenamiento regular. Como por el cierre todos ustedes se quedan en casa y se aburren todo el día así que ¿por qué no utilizar este tiempo y fortalecer y poner en forma sus isquiotibiales?
La información contenida en este artículo es sólo para fines educativos e informativos y no pretende ser un consejo de salud. Le rogamos que consulte a un profesional cualificado o a un experto médico para obtener conocimientos adicionales antes de consumir cualquier producto o realizar cualquier ejercicio.