Estirar cuello y hombros

Estiramientos para la tortícolis

Aunque la rigidez de nuca suele estar causada por una lesión relativamente leve, como una distensión muscular o un esguince de ligamentos, los brotes dolorosos pueden ser bastante agudos o ardientes. Es bueno minimizar los movimientos dolorosos y dar un poco de descanso a la tortícolis, pero también es importante mantener el cuello en movimiento para evitar un mayor agarrotamiento o desacondicionamiento muscular.
Este artículo incluye 4 estiramientos sencillos para mejorar la flexibilidad y la función del cuello, así como para probar qué movimientos pueden necesitar ser modificados o evitados hasta que el cuello se sienta mejor. Algunos de estos estiramientos pueden sentirse bien o ayudar a reducir el dolor y la rigidez, mientras que otros pueden no hacerlo. Si un movimiento concreto empieza a aumentar el dolor, deténgalo inmediatamente e intente otro movimiento.
Extienda suavemente el cuello mirando hacia arriba y llevando la cabeza hacia atrás mientras mantiene los hombros y la espalda inmóviles. Una vez que la cabeza haya retrocedido todo lo posible sin que aumente el dolor, intente mantener el estiramiento durante 5 segundos antes de devolver la cabeza a la posición neutra (inicial).

Estiramientos de cuello

Probablemente el estiramiento más popular y conocido para aliviar la tensión del cuello, el equivalente del yoga lo lleva un poco más allá. Primero, asegúrate de estar en un asiento cómodo con las manos apoyadas en las rodillas. Siéntate erguido y relaja los hombros, y empuja la barbilla contra el pecho para enderezar la columna vertebral. A continuación, gira suavemente la cabeza hacia la derecha o la izquierda hasta que la oreja toque el hombro: utiliza una mano para empujar la cabeza y la otra para empujar lentamente el hombro opuesto en la otra dirección. Inmediatamente empezarás a sentir cómo se estiran los músculos del cuello, lo que te resultará bastante agradable si estás rígido.Este es un estiramiento extremadamente delicado que no requiere una gran cantidad de presión – los factores de tensión opuestos y la sensibilidad de los músculos del cuello y los hombros te harán sentirlo de inmediato.2. Flexión hacia delante sentada
Otro estiramiento clásico, esta postura es maravillosa para liberar la tensión en los músculos de los hombros – especialmente cuando se incorpora un patrón de respiración de yoga. La tensión muscular en los deltoides y los tríceps es una razón común para que los hombros/trapecios se aprieten, y esta postura puede ayudar a liberar todo el sistema.Como siempre, comience en una posición sentada vertical y cómoda, y tire suavemente de su brazo a través de su cuerpo hasta que sienta un estiramiento en su hombro. Mantén este estiramiento durante al menos 3 respiraciones (inhalando y exhalando), luego suéltalo y cambia al otro hombro. Esta es una postura fácil de hacer en cualquier momento del día (no sólo durante una sesión de yoga), ya que se puede hacer desde casi cualquier lugar y proporciona un alivio casi instantáneo.4. Postura del Guerrero II

Dolor de cuello y hombros

El ejercicio es una parte vital del tratamiento de la columna vertebral después de una lesión o cirugía. Los ejercicios terapéuticos activos distribuyen nutrientes en el espacio discal, las articulaciones y los tejidos blandos del cuello. Una rutina regular de ejercicios ayuda a los pacientes a mejorar la movilidad y la fuerza, a minimizar las recidivas y a reducir la gravedad y la duración de posibles episodios futuros de dolor de cuello y brazos.
Le recomendamos encarecidamente que consulte con su médico o fisioterapeuta antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Los siguientes son ejercicios generales para quienes tienen síntomas en el cuello y los brazos. Pueden ser necesarias modificaciones para condiciones específicas de la columna vertebral. NO ignore el dolor. Si siente que el dolor aumenta o se extiende al hombro y al brazo, no continúe con la actividad.
1. Estiramiento del trapecio superior: Siéntese erguido con una buena postura manteniendo los hombros abajo. Agarre la parte inferior del asiento con una mano. Gire ligeramente la oreja hacia el hombro hasta sentir un estiramiento confortable en el lado opuesto del cuello. Mantenga esa posición durante 20 segundos. Repita a cada lado 3 veces. Realice este ejercicio 2 veces al día.

Rigidez de hombros y cuello

¿Cómo se encuentran tus músculos y articulaciones al trabajar desde casa durante el encierro? Ya sea en la mesa de la cocina o en otro puesto de trabajo temporal, es posible que no tenga el mismo apoyo que en una oficina. Es posible que te duelan los hombros, el cuello o la espalda después de pasar largos días sentado de forma incómoda.
Esto puede parecer obvio, pero muchos de nosotros nos olvidamos de hacerlo: organiza tu escritorio de forma que las cosas que utilizas a menudo sean fáciles de coger. De lo contrario, si tienes que inclinarte mucho sobre el escritorio, no obtendrás el mismo apoyo para la espalda de tu silla.
Si tiene un problema muscular, óseo o articular, nuestro servicio de acceso directo pretende ofrecerle el asesoramiento, el apoyo y el tratamiento que necesita lo antes posible. Si está cubierto por su seguro médico, podrá obtener el asesoramiento de un fisioterapeuta, normalmente sin necesidad de que le remita su médico de cabecera. Obtenga más información hoy mismo.