Hernia abdominal por esfuerzo

Hernia abdominal por esfuerzo

Qué no se debe hacer con una hernia inguinal

Una hernia es un agujero en el abdomen o en el músculo, que se produce cuando parte de un órgano interno empuja a través de la pared del músculo. Suelen producirse en el abdomen y la ingle y se manifiestan como bultos en la sección media o a lo largo de las cicatrices de procedimientos quirúrgicos anteriores.
También se suele hablar de hernias deportivas, pero el nombre es algo engañoso. “Las hernias deportivas son una patología diferente”, dijo Gary Anderson, DO, un cirujano general, y especialista en hernias con Kettering Health “No son realmente hernias en absoluto.
Hay que levantar una cantidad adecuada de peso. Si la carga es demasiado pesada, pida ayuda, utilice una carretilla o un montacargas, o reduzca el peso. Dobla siempre las rodillas, no la cintura. Levante utilizando los músculos de las piernas, con la espalda recta y un apoyo adecuado sobre los tobillos.
Para los levantadores atléticos, calienta con mancuernas o barras ligeras antes de cualquier levantamiento pesado. Si haces un ejercicio con barra, empieza siempre con una serie utilizando sólo la barra para que la sangre fluya y se calienten los músculos.
Evita las prisas y levanta el peso lentamente, para asegurarte de que tu cuerpo está bien alineado y de que has tomado las medidas adecuadas de antemano. Si sientes dolor, ¡detente! El dolor significa que algo no va bien, así que debes parar antes de lesionarte.

Los peores ejercicios para la hernia inguinal

Aubrey Bailey es doctora en fisioterapia con un título adicional en psicología y certificación de la junta en terapia de la mano. La Dra. Bailey también es profesora de Anatomía y Fisiología. Fue entrenadora personal certificada por el American College of Sports Medicine y actualmente trabaja como entrenadora de nivel 1 de CrossFit.
Sharin Griffin es escritora independiente desde 2009, especializada en artículos relacionados con la salud. Ha trabajado en el sector sanitario como auxiliar de enfermería y técnico médico. La experiencia médica de Griffin abarca la bariátrica y la atención geriátrica, con énfasis en la medicina general. Está completando un título de asociado en administración de la atención sanitaria en la Universidad Axia.
Una hernia umbilical es causada por un exceso de presión en el abdomen, específicamente cerca de su ombligo. El exceso de presión hace que los intestinos sobresalgan a través de una pared abdominal debilitada, provocando hinchazón y dolor. Puede utilizar el ejercicio para tratar las hernias umbilicales, aunque algunos casos pueden requerir cirugía. Consulte a su médico para saber cuál es su mejor opción.

Ejercicios de hernia que deben evitarse

Si usted o alguien que conoce ha sufrido una hernia, es posible que no esté seguro de qué tipo de ejercicios puede realizar. ¿Qué es una hernia? Se produce cuando una zona de tejido o músculo circundante se debilita, lo que hace que una parte de un órgano o tejido graso se congestione a través de la fascia. Hay 5 zonas diferentes en las que pueden producirse hernias: inguinal (ingle interna), femoral (ingle externa), umbilical (ombligo), hiatal (parte superior del estómago) y por cirugía (incisional). El tipo más común de hernia es la inguinal.
Las hernias inguinales se producen porque una parte del intestino o de la vejiga sobresale a través de la pared abdominal o del canal inguinal. Esto es especialmente más frecuente en los hombres que en las mujeres, debido a que los testículos se forman a partir del canal inguinal, lo que puede crear “huecos” en la pared abdominal. Las hernias pueden presentarse al principio sólo como un pequeño bulto o protuberancia que no causa dolor. Sin embargo, con el paso del tiempo, la hernia puede aumentar de tamaño debido al ejercicio vigoroso, a levantar objetos pesados o a la tos crónica. La forma de ejercicio recomendada después de la cirugía consiste en disminuir la presión intraabdominal, como explican Simons y sus colegas (2009).

Ejercicios que causan hernia

El ejercicio puede ser una de las formas eficaces de controlar algunas enfermedades crónicas, incluida la hernia. Sin embargo, cuando se realiza de forma incorrecta o con determinados ejercicios, también puede empeorar una hernia y exacerbar sus síntomas.
Se puede hacer ejercicio si se tiene una hernia. La clave es centrarse en ejercicios que no fuercen la zona donde se encuentra la hernia. En el caso de las hernias abdominales, esto significa que no se recomiendan los ejercicios o rutinas de levantamiento que impliquen esfuerzos o tirones en la zona abdominal.
Si tiene dolor con su hernia, puede notar que cuanto más intenso sea el entrenamiento, peor será el síntoma. Por eso, si experimentas esto, es mejor que te quedes con entrenamientos menos intensos como caminar y trotar (en lugar de correr).
Hay ciertos ejercicios de yoga que pueden ser buenos para una hernia. Uno de ellos es el ejercicio de respiración profunda que puede ayudar a fortalecer el diafragma. Otro es hacer la postura de la silla, que también se cree que fortalece la zona abdominal sin forzarla.