Porque me cruje la espalda

Porque me cruje la espalda

¿por qué cruje tanto mi espalda cuando me retuerzo?

Las rodillas, los nudillos, los tobillos e incluso los pulmones pueden emitir crujidos alarmantes cuando nos movemos durante el día. Se trata de burbujas de nitrógeno en el líquido sinovial que quedan atrapadas y se liberan durante determinados movimientos. La mayoría de las veces, no hay que preocuparse. El crepitante es inofensivo cuando no está causado por una lesión, condición médica o enfermedad. Pero hay ocasiones en las que el ruido es señal de un problema mayor. Veamos la diferencia:
El ruido indoloro en sus articulaciones o ligamentos es común y bastante normal. El líquido sinovial lubrica y protege las articulaciones. Con el tiempo, en estas zonas pueden acumularse gases que se liberan cuando se utiliza la articulación. De ahí los chasquidos y crujidos. Un quiropráctico puede inducir manualmente estos chasquidos. Por lo tanto, que la espalda se “agriete” es más bien como que el líquido articular salte. Los ruidos probablemente aumentarán con la edad, pero generalmente no son motivo de preocupación en ausencia de dolor.
Por otro lado, el ruido que oyes también podría ser el resultado de un daño artrítico en el cartílago y el hueso. Varios tipos de artritis provocan una inflamación que modifica el movimiento de las articulaciones. La osteoartritis (OA) se conoce como el tipo de guerra y desgarro que suele afectar a las personas a medida que envejecen. La descomposición resultante del cartílago provoca hinchazón y dolor. Al principio, puede tratarse de un simple crepitante, pero si la amortiguación de la articulación se destruye, el sonido será el doloroso rechinar de hueso contra hueso.

dolor lumbar y sonido de chasquido

Las articulaciones emiten una serie de ruidos, como chasquidos, chasquidos, chasquidos, chirridos y chasquidos. El término técnico para estos ruidos es “crepitación”, del latín “traqueteo”. Las personas de todas las edades pueden sufrir crepitaciones, aunque son más frecuentes con la edad. ¿Cuál es la causa del crepitus?
Las burbujas de aire que se forman en los espacios articulares son la causa más común de los ruidos de crepitación. Este ruido se produce en las articulaciones donde hay una capa de líquido que separa los dos huesos. Las articulaciones pueden ser forzadas a separarse a través de los movimientos naturales de la vida diaria, o deliberadamente, como en el caso de las manos de un osteópata. Cuando esto ocurre, la baja presión en el espacio articular hace que los gases del líquido sinovial (un lubricante natural de la articulación) formen una cavidad gaseosa, que comprende oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono.
Históricamente, se ha debatido mucho sobre cómo esta burbuja de aire provoca el ruido de estallido. Un estudio realizado en 1947 fue la primera vez que los anatomistas intentaron comprenderlo. Llegaron a la conclusión de que las burbujas se formaban tras producirse un ruido de chasquido. Sin embargo, un estudio posterior afirmó que el ruido era en realidad el resultado del estallido de la burbuja.

crujidos en la parte baja de la espalda al caminar

¿Tu espalda cruje cuando te das la vuelta en la cama? ¿Se estira hacia un lado y oye un coro de crujidos y chasquidos que suben y bajan por su columna vertebral? ¿Se ha preguntado alguna vez a qué se debe? Los médicos también. No existe un consenso singular sobre la causa de los crujidos de la espalda. Hay varias posibilidades de que tu espalda cruja tanto. La mayoría de ellas no son motivo de preocupación.
Retrocedamos un segundo y veamos la anatomía de la espalda. La columna vertebral tiene vértebras, y las articulaciones facetarias se conectan a estas vértebras. Y cada articulación facetaria está rodeada por una cápsula articular, llena de líquido sinovial. Este líquido es necesario porque lubrica la articulación facetaria y la mantiene en movimiento. A medida que avanza el día, la presión del aire en las articulaciones cambia. Y esto hace que se formen burbujas dentro del líquido sinovial. Con el tiempo, esas burbujas estallan. Cuando esto ocurre, se produce un sonido de crujido (o estallido). Tus articulaciones están hechas para moverse. La formación y el colapso de estas burbujas son una parte normal del proceso, y los médicos no creen que cause daño a las articulaciones.

me agaché y sentí que algo estallaba en la parte baja de la espalda

El dolor suele ser sordo y molesto, aunque puede haber episodios de dolor intenso. El dolor puede empeorar con determinadas actividades, como las torsiones, los arcos profundos, el levantamiento de objetos pesados o las actividades de alta intensidad, como el footing. Acostarse suele aliviar el dolor de espalda y cuello.
La fricción ósea y la inflamación de las articulaciones facetarias pueden hacer que la columna vertebral esté rígida y sea menos flexible, sobre todo después de dormir o estar sentado durante mucho tiempo. Esta rigidez puede dificultar el mantenimiento de una buena postura.
Aunque acostarse puede aliviar el dolor y la presión sobre la columna vertebral, el reposo prolongado puede hacer que la columna se vuelva rígida. Las personas con osteoartritis de las articulaciones facetarias a menudo descubren que la rigidez y el dolor empeoran cuando intentan levantarse de la cama por la mañana o de una silla después de un largo periodo de estar sentados. (Un plan de tratamiento puede ayudar a los pacientes a encontrar el equilibrio adecuado entre actividad y descanso).
Sentir un crujido o escuchar un chasquido al doblar o arquear la espalda son signos de que el cartílago puede haberse desgastado y no está protegiendo las articulaciones facetarias de la fricción. El término médico para este síntoma es “crepitación”.