Posturas de yoga principiantes

Posturas de yoga principiantes

Vinyāsa

Para muchos, el yoga es un camino hacia la salud física. Una práctica sólida y constante puede mejorar la fuerza, la flexibilidad, la coordinación e incluso el bienestar mental. Si bien todos estos beneficios son atractivos, puede ser difícil saber cómo comenzar su propia práctica. Esto es especialmente cierto si no te sientes cómodo yendo a un estudio. La imagen del yoga en las redes sociales puede ser increíblemente desalentadora. Algunos de los embajadores de yoga más populares son elogiados por hacer acrobacias y estiramientos complicados (¡lo cual es increíble para ellos!). Pero debido a eso, a veces la gente asume que el yoga es solo para aquellos que son súper atléticos o flexibles -o que tienen una determinada forma de cuerpo y/o raza-.RELACIONADO: 12 Mejores Esteras de Yoga para Comprar en 2020Saber que el yoga puede ser realizado por cualquier persona dada las modificaciones adecuadas. Y también se puede practicar en la comodidad de su propia casa. Las posturas que aparecen a continuación son algunas de las más comunes que encontrarás en los flujos de yoga, ya sea en una clase o en casa. Familiarízate con estos movimientos esenciales (junto con sus modificaciones) para que cuando te metas en un flujo, puedas estar seguro de que estás haciendo un buen entrenamiento. Equipo: esterilla de yoga (ve aquí para ver nuestros favoritos) Tiempo de espera para cada posición: 5-10 respiraciones

Posturas difíciles de yoga para principiantes

Postura del niñoEsta postura tranquilizadora es una buena posición de pausa por defecto. Puedes utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarte antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.
Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.
Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.

Posición de loto

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Como estudiante principiante de yoga, puede que te sientas abrumado por la gran cantidad de posturas y sus extraños nombres. Relájese: la práctica del yoga es una actividad que dura toda la vida, por lo que tendrá mucho tiempo para aprender decenas de posturas.
A medida que progreses, podrás adoptar posturas más desafiantes, pero es una buena idea mantener las cosas simples cuando estás empezando. Las posturas básicas aquí descritas son lo suficientemente valiosas como para mantenerte ocupado durante mucho tiempo.
Los principiantes a menudo se inclinan demasiado hacia delante en esta postura, haciéndola más parecida a una plancha. En lugar de ello, recuerda mantener el peso principalmente en las piernas y alcanzar las caderas en alto, con los talones estirados hacia el suelo (no es necesario que toquen el suelo). Dobla un poco las rodillas para facilitar el movimiento si tienes los isquiotibiales tensos. Mantén los pies paralelos.

Vajrasana

Postura del NiñoEsta postura calmante es una buena posición de pausa por defecto. Puedes utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarte antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.
Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.
Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.