Tabla de ejercicios de yoga para hacer en casa

Tabla de ejercicios de yoga para hacer en casa

bhujangas…

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El yoga no tiene por qué ser difícil. Si esta mañana te has levantado de la cama y has estirado los brazos por encima de la cabeza, ya has hecho una postura de yoga. El yoga introduce la atención a los estiramientos para que prestes atención a tu alineación y a cómo se sienten realmente las posturas en tu cuerpo.
Muchas posturas básicas de yoga resultan muy familiares. Nuestro cuerpo se dobla y se pliega de forma natural en las posturas. Con atención y con respiraciones conscientes, puedes crear una secuencia como la que se muestra a continuación, que es orgánica a la forma en que se mueve tu cuerpo. Esta secuencia de 10 posturas parece sencilla, pero estirará y fortalecerá tus principales grupos musculares.

shavasana

Postura del NiñoEsta postura tranquilizadora es una buena posición de pausa por defecto. Puedes utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarte antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.
Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.
Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.

tadasana

La práctica en casa es difícil. Es humano pasar por fases en las que te distraes con la nueva y brillante postura de desafío que quieres probar o, en el extremo opuesto del espectro, simplemente te quedas atascado en tu secuencia favorita que te hace sentir bien. Aunque definitivamente no quieres perder de vista los objetivos o las dulces sensaciones que te hacen volver a tu esterilla, es una buena idea echar un ojo crítico a tu práctica de vez en cuando y buscar las áreas en las que podrías esforzarte para conseguir un mayor equilibrio.
Al fin y al cabo, de eso se trata el yoga, y los practicantes de todos los niveles pueden beneficiarse de volver a lo básico con regularidad para reexaminar las acciones y la alineación de las posturas fundamentales de pie, las flexiones hacia atrás, las flexiones hacia delante y las inversiones. Por lo tanto, he compilado una lista de posturas que realmente resisten la prueba del tiempo, es decir, 10 asanas que todo yogui debería practicar regularmente. Aquí está lo que hizo mi lista, junto con consejos de enfoque para los practicantes principiantes, intermedios y avanzados.
Esta hermosa sentadilla es una de mis posturas favoritas de todos los tiempos. Malasana libera la parte baja de la espalda, abre las caderas y convierte al practicante en una linda pepita. Explora las variaciones y los consejos sobre cómo hacer esta postura más fácil o cómo profundizarla.

7 posturas de yoga para hacer por la mañana

Cómo: Empieza a cuatro patas con las manos directamente bajo los hombros y las rodillas bajo las caderas. Inhala y arquea la columna para que el vientre se hunda mientras la cara y el coxis se levantan hacia arriba. (Esta es la postura de la vaca). Luego, exhala y empuja hacia las manos y las rodillas para ahuecar el vientre, redondear la columna vertebral y llevar la barbilla hacia el pecho. (Esto es la postura del gato.) Repite la operación durante cinco respiraciones lentas, o un minuto aproximadamente. Siente la postura: Cierra los ojos e intenta que tus movimientos sean más espectaculares con cada vuelta. Siente cómo se abren las clavículas en la postura de la vaca y cómo se alarga la nuca en la postura del gato. Se trata de encontrar un buen ritmo para la columna vertebral.
Cómo hacerlo: Empieza en posición de plancha. Levanta las caderas hacia arriba y hacia atrás, hundiendo los talones hacia el suelo, hasta que el cuerpo forme una “V” invertida. Aleja los hombros de las orejas y relaja el cuello. Extiende los dedos sobre la esterilla, con las palmas de las manos apoyadas en el suelo. Mantenga la postura durante cinco respiraciones lentas. Siente la postura: Respira fuerte por la nariz para sintonizar contigo mismo y profundizar en la postura.
Cómo hacerlo: Empieza de pie con los pies separados a la distancia de las caderas y paralelos, los brazos extendidos hacia arriba con las manos entrelazadas. Inhala y apóyate desde la cintura hacia el lado izquierdo. Mantén la postura durante unas cuantas respiraciones, luego empuja con los pies para volver a ponerte de pie y repite con el otro lado. Siente la postura: Al crear espacio y longitud en los lados del cuerpo, siente cómo las costillas se separan de la cintura.