Tecnicas de silencio para niños

Tecnicas de silencio para niños

Por qué mi hijo es tan silencioso

Una visita a un retiro de silencio está en mi lista de deseos. Parece la forma definitiva de alcanzar un estado de atención, relajación e introspección. La ciencia indica que el silencio puede ser beneficioso para nosotros de muchas maneras, ya que influye en nuestra salud física, mental y emocional. Dada nuestra vida cada vez más ruidosa, con la tecnología zumbando constantemente en nuestros oídos, ¿cómo podemos dar a nuestros hijos el regalo del silencio para que sean más felices y saludables?
La contaminación acústica se considera un grave problema en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud la clasifica como el segundo reto medioambiental más crítico después de la contaminación atmosférica, porque el ruido excesivo puede perjudicar gravemente la salud humana e interferir en las actividades cotidianas de las personas. Puede perturbar el sueño, causar efectos cardiovasculares y otros efectos fisiológicos, reducir el rendimiento y provocar cambios en el comportamiento social. A medida que el mundo se vuelve más ruidoso, es posible que podamos hacerle frente un poco; sin embargo, nuestra biología evolutiva no ha seguido el ritmo de la rápida innovación tecnológica.

Niña cantante silenciosa

Magda, de tres años y medio, lleva seis meses asistiendo al preescolar, pero los adultos aún no la han oído hablar en el entorno. Apenas empieza a susurrar a algunos otros niños cuando juega al aire libre, pero se calla si cree que un adulto la está mirando o que podría acercarse a ella. Magda ha empezado a jugar con otros niños en el área de juegos de rol, pero a menudo se la ve observando en silencio desde la distancia. Magda habla en voz alta con su madre en cuanto dobla la esquina del entorno y, por ello, los adultos han dejado de describirla como tímida, y ahora utilizan palabras como terca, e incluso manipuladora y controladora. Algunos miembros del personal discuten si Magda es o no muda electiva, y han empezado a utilizar esta frase al hablar de ella. Es muy comprensible que los adultos, ante una niña como Magda, se preocupen mucho porque no habla, sobre todo cuando saben que en otros lugares habla con seguridad. Sin embargo, ninguno

Significado de niño tranquilo

Pero este día, le di mi atención en silencio. Y dio sus frutos. Mi hija habló libre y abiertamente. Me contó información al azar que quizá nunca hubiera escuchado si la hubiera interrumpido con mis propias preguntas o sugerencias.
Su charla duró unos 5 minutos. Cuando parecía haber vaciado toda su carga emocional, la abracé y le pregunté: “Eso suena tan solitario. ¿Quieres hablar de las formas de conseguir que te presten atención?”.
Por desgracia, la escucha activa se convierte fácilmente en “charla activa”. Empezamos con una parrafada: “Parece que te sientes abandonada en el autobús”. Pero en lugar de dejarlo ahí y esperar a que el niño nos cuente más, seguimos hablando: “Seguro que si hablaras, te prestarían atención. Quizá podrías hablar de tu perro… me pregunto si tienen mascotas… ¿les has preguntado?”.
Cuando nuestro hijo nos habla, tenemos la tendencia a pensar: “Mi hijo ha elegido hablar conmigo porque quiere un consejo”. En realidad, la mayoría de las veces su hijo no está buscando una solución. Te habla porque confía en ti, te quiere y quiere compartir parte de su vida contigo.

Mi hijo es muy silencioso en la escuela

El silencio puede resultar incómodo para algunas personas. Cuando estamos en una conversación, hay una cierta fluidez entre los interlocutores. Los comediantes son conocidos por su ritmo, que puede hacer o deshacer un chiste. Nuestras palabras tienen un ritmo. La cultura desempeña un papel importante en la rapidez o lentitud de una conversación.
¿Pero qué ocurre cuando intentamos llenar todo el espacio aéreo cuando hablamos con los niños? A menudo, los adultos hablan continuamente a un niño o le hacen preguntas rápidas sin darle espacio para responder. Es un problema que la mayoría de la gente no reconoce porque le parece mal que haya silencio. Los bebés están inundados de habla y apenas tienen tiempo para procesar lo que oyen. Sus cerebros están empezando a entender los sonidos que se utilizan para formar las palabras -incluyendo cómo sube el tono de voz cuando se hace una pregunta- y antes de que puedan procesar lo que se acaba de decir, se enfrentan a más conversaciones de adultos.
Cuando pasas la mayor parte del día hablando y cantando a tu pequeño, estás fomentando positivamente el desarrollo de su vocabulario. Contarle un cuento, leerle la lista de la compra, cantarle mientras le cambias el pañal y leerle libros son formas estupendas de ayudar a tu bebé a desarrollar su lenguaje oral. Pero las pausas para dar a tu bebé un momento para responder también pueden ayudarle.